Publicidad | Vea su anuncio aquí

Entrevista con Christina Ricci

Christina Ricci

- Summit Entertainment

Una actriz con alma de estrella

Christina Ricci está de vuelta en la pantalla grande con Penelope, un filme sobre una chica inteligente y buena que nació con una maldición que pesa sobre su cabeza. Penelope tiene nariz de cerdo y la única forma de romper el encanto es si encuentra el amor verdadero. El problema es que su físico no hace más que ahuyentar a los galanes que sus padres consiguen con mucho esfuerzo.

Lo interesante de este filme es que nos permite ver una nueva cara de la actriz quien comenzó su carrera siendo apenas una niña en The Addams Family. Tras hacer varias películas infantiles, Ricci comenzó a aparecer cada vez en papeles más oscuros que demostraban que la actriz no le tiene miedo a los retos y que le dieron cierta credibilidad ante los críticos. Pero otro lado, también condenaron a la actriz a ese tipo de papeles en los que abundan los ataques de nervios, las relaciones tormentosas, los desnudos y escenas de sexo.

Así que es muy refrescante ver que Christina puede interpretar a una chica tierna, optimista y que enfrenta un impedimento físico de una forma casi heroica. Pero el cambio de la actriz no sólo se refleja en la pantalla, cuando Univision.com habló con ella en una suite del hotel Four Seasons de Beverly Hills encontramos a una mujer madura, que sabe lo que quiere en la vida y que no tiene ningún miedo de luchar por eso. Christina quiere ser una estrella de cine y no le da miedo aceptarlo.

¿Cómo llegó Penélope a tus manos?
De hecho la historia es algo divertida. Mi agente me dio un paquete en el que venía una copia del guión y un sketch de mi cara con una nariz de cerdo. Y me dijo que tenía el paquete desde hacía un par de semanas pero que no sabía como dármelo, porque pensaba que me iba a ofender por el dibujo. La verdad no entendí porque me iba a enojar por el dibujo, si la historia es de una chica con nariz de cerdo.

Cuando leí el guión me emocioné mucho. Me encantó la idea de hacer algo dulce y cálido en donde no había escenas con desnudos, sexo, gritos o ataques de nervios. Me encantó Penelope por su fuerza, y por su habilidad de encontrar felicidad aún cuando carga con una terrible maldición.

¿Aprendiste algo de tu personaje?
Al prepararme para interpretar a Penelope recordé cuando tenía 15 años y era una adolescente con sobrepeso. La verdad es que no quería ni salir de mi casa y me cubría de pies a cabeza. Recordé lo mal que me sentía y después pensé: "¿Imagínate si lo que te hace sentir mal estuviera en tu cara?" Fue entonces cuando entendí la fuerza de Penelope y me pareció increíble la forma en que enfrenta sus problemas. Aunque todo el mundo le dice que su nariz es una limitación, ella no lo ve así y sigue con su vida. Creo que en algún momento de mi vida fui algo superficial y esta película da una buena lección de cómo no serlo.

Eres conocida por personajes mucho más extremos y complicados que Penelope. ¿Cuál fue el atractivo de hacer este filme?
Siempre quise hacer un cuento de hadas y esta era la oportunidad de hacer algo parecido. Pero cuando lo leí me di cuenta de que no sólo era un cuento de hadas, sino que además tiene un mensaje fantástico para las mujeres y niñas. No puedo pensar en otra película actual que tenga este mensaje.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí