Playing for Keeps, una (floja) comedia romántica de fútbol

Enamórate con 'Playing for Keeps'

Te enamorarás con 'Playing for Keeps'

You fell in love with Playing for Keeps

Un ex jugador (Gerard Butler) que pasa por momento difíciles comienza a entrenar al e...

A former sports star (Gerard Butler) who's fallen on hard times starts coaching his so...

00:00
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Enamórate con 'Playing for Keeps' Fell in love with 'Playing for Keeps'

Te enamorarás con 'Playing for Keeps'

You fell in love with Playing for Keeps

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Un ex jugador (Gerard Butler) que pasa por momento difíciles comienza a entrenar al equipo de fútbol de su hijo como una manera de reanudar su vida.
09/05/12 | 00:00
West World Media


Una estrella del fútbol que fracasa en todos los aspectos de su vida después de su retirada intenta rehacer su vida recuperando a su ex mujer, a su hijo y reinventando su carrera profesional como comentarista de televisión. Entre medias, al aún irresistible ex futbolista (Gerard Butler, el héroe de ‘300’) se le echan encima todas las mujeres que se va encontrando (ni más ni menos que Catherine Zeta-Jones y Uma Thurman entre otras).

Con esta a priori interesante premisa para una comedia romántica parte Playing for Keeps, dirigida por Gabriele Muccino. Pero la película no cumple las expectativas, porque ni es “comedia”, ni tiene mucho de “romántica”.

Lo mejor del film es la actuación de Butler, muy lejos de los personajes físicos de acción que le hicieron famoso. El actor escocés, envuelto en la producción desde un primer momento, construye un personaje hecho a su medida hasta al punto de que eligió los clubes de fútbol en los que jugó su personaje. Entre ellos, el Celtic de Glasgow de sus amores. Por cierto, Butler nos aseguró que nadie le dobló en las escenas de fútbol.

Pero lo mejor no es el fútbol, sino las escenas que el protagonista comparte con su hijo, interpretado por Noah Lomax, un niño que puede tener una brillante carrera por delante.

El resto del elenco está correcto. Además de las citadas Thurman y Zeta-Jones, aparecen otros nombres conocidos como Jessica Biel (la ex mujer del futbolista), Dennis Quaid y Judy Greer. Pero pese a tanto talento y a una idea de base atractiva, no se logra un buen film porque el guion llena la trama de situaciones forzadas, poco creíbles y menos aún divertidas.

Si son de los que tienen que ver todas las películas donde salga un balón de fútbol, vayan a verla porque el cine estadounidense no se prodiga con el “soccer”. Y si Gerard Butler les alegra la vista, no se aburrirán. Pero no esperen que Playing for Keeps sea la comedia de estas Navidades.