Entrevista con Will Smith, de 'Men In Black 3'

Estrenos de la pantalla grande este fin de semana de recordación

Estrenos de cine para este fin de semana

Estrenos de cine para este fin de semana

Daniela Ganoza te recomienda las películas que no te puedes perder este fin de semana.

Daniela Ganoza te recomienda las películas que no te puedes perder este fin de semana.

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 120525 | 05/25/12 | 04:07  | TV-PG
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Daniela Ganoza te recomienda las películas que no te puedes perder este fin de semana.
Ep. 120525 | 05/25/12 | 04:07 Disponible hasta 05/25/12
Univision

Por Sergio Burstein / Manganzon.com
@paginamanganzon

Dando la mano a cada uno de los periodistas que lo esperaban, el actor Will Smith se presentó en una rueda de prensa en Los Angeles, para hablar de su más reciente película, Men In Black 3, la tercera parte de la saga que llega diez años después de la anterior. Esto fue lo que nos dijo.

Esta película es un poco más seria que las anteriores, porque te llevó a hacer algunas escenas bastante emotivas. ¿Fue algo raro, complicado o divertido?
    ¿Pudieron ver mis transiciones de actuación? [Risas]. Creo que la sorpresa al final de la película fue lo que hizo que todo el mundo se sintiera realmente interesado en hacerla. Era una manera muy especial de darle sentido a toda la serie y de brindar una explicación a lo que había estado pasando desde el inicio. Es algo que nadie ve llegar. De todos modos, fue muy hermoso regresar a esto después de tantos años, no sólo con muchos de los integrantes del reparto original, sino también con el recién llegado, Josh Brolin, quien fue capaz de darle a su actuación el mismo nivel de energía que la audiencia espera en estas películas.

¿Podrías hablar de la dinámica que tienes con Tommy y del modo en que la trasladaste a Josh?
    Eso fue muy loco, y le debe todo a Josh Brolin. Cuando haces una escena, es como un partido de tenis, en el que vas de ida y de vuelta, y necesitas desarrollar con tu compañero del momento una química que es distinta a la que desarrollas con el compañero de otro momento. Por lo tanto, pensaba que iba a tener que hacer un ajuste entre Tommy y Josh, pero Josh estudió a Tommy tan bien que resultó casi idéntico a él, incluso en sus gestos y en sus movimientos. Ni siquiera te das cuenta de lo buena que es su actuación, porque crees que estás viendo a Tommy Lee Jones. De hecho, hay gente que cree que Tommy hizo la voz del personaje cuando era joven.

Antes de esto, hiciste algunas películas de tinte independiente, como The Pursuit of Happyness y Seven Pounds, que eran mucho más serias y profundas que lo que habías hecho previamente. ¿Crees que eso llevó a que esta cinta fuera un poco más compleja?
    Bueno, todos éramos diez años más viejos que la segunda película, y hay otras cosas importantes en nuestras vidas. Aunque hay un aprecio por el lado tonto que resulta inherente a la comedia, estábamos decididos a crear algo novedoso e interesante. “Toy Story 3” hizo un trabajo muy bueno en ese sentido, porque si estás trabajando en la tercera parte de algo, debes preocuparte al menos de reforzar el lado emocional.

¿Qué fue lo que te llevó a retomar la franquicia?
    La idea de una organización secreta del gobierno que monitorea actividades extraterrestres dentro y fuera del planeta es completamente única; no hay nada como Men in Black. Es muy difícil tener una comedia fantástica que funcione en ese nivel. Además, yo no había trabajado en tres años, y quería ponerme unos zapatos que ya sabía que me calzaban [risas].

Hancock fue una película que se vendió exclusivamente con tu imagen; ¿qué tan importante sigue siendo esa representación tuya?
    Estuve en Australia en 1990 con Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger y Bruce Willis. Estaban ya muy metidos en Hollywood, y yo era todavía un recién llegado. Me senté con ellos, y Arnold me dijo [imita su voz y su acento]: “Jovencito, tengo que decirte que no puedes ser una estrella de cine sólo en los Estados Unidos; eres una cuando lo eres en todo el mundo”. Puso esa idea en mi mente de manera muy clara, y desde entonces, me dediqué a abrir nuevos mercados, yendo por ejemplo a Rusia y a Brasil.

Con el avance de la tecnología, todas las generaciones pueden ver hasta tus películas más antiguas y sentirse familiarizadas con ellas. ¿Qué tan raro es eso?
    Lo más loco para mí es que The Fresh Prince of Bel-Air es lo más grande que he hecho; a donde quiera que voy, me conocen así, me llaman: “¡El Príncipe!” [en español]. Debido a la difusión que tuvo, un niño que tiene ahora 9 años en Moscú puede pensar que es un programa nuevo. Fue un golpe de suerte inesperado que agradezco mucho.

Pero, a la vez, los niños pueden ser los críticos más despiadados. ¿Cómo reaccionan tus hijos a tus primeros trabajos?
     Jaden [con quien hizo The Pursuit of Happyness] no logra entender cómo es que la gente pensaba que estaba bien llevar las ropas que yo llevaba en The Fresh Prince [risas]. "Dude, eso no debería estar en la televisión", me dice. Pero es a la vez muy bueno conversar con ellos sobre esto, porque me permiten mantenerme atento, que pueda seguir las corrientes de moda y que, por ejemplo, me entere de lo que es el Instagram, cuyo desconocimiento haría que te conviertas en un dinosaurio rápidamente.

Sigue leyendo la entrevista aquí