Publicidad | Vea su anuncio aquí

Entrevista con Morgan Spurlock, director de 'Comic-Con Episode IV: A Fan's Hope'

Entre 'geeks'

Entre 'geeks'

Morgan Spurlock es famoso por la mirada irónica sobre los temas de sus documentales.

Getty Images
Comic-Con Episode IV: A Fan\'s Hope -Tráiler

VIDEO:  Comic-Con Episode IV: A Fan's Hope -Tráiler - US Attorney’s office

Ver videos

Por Sergio Burstein / Manganzon.com
@paginamanganzon

Se dio a conocer con Super Size Me (2004), un impresionante documental en el que se convirtió voluntariamente en conejillo de indias de su propio experimento: someterse a una dieta completa de McDonald’s a lo largo de un mes.

El resultado fue una película que sorprendió tanto por sus consecuencias médicas como por el sentido del humor y el estoicismo de su artífice, un dramaturgo con estudios académicos de cine. Después de esto, Spurlock se metió a buscar al enemigo número 1 de los Estados Unidos en Where in the World Is Osama Bin Laden? (2008), y más recientemente, estrenó The Greatest Movie Ever Sold (2011), un trabajo que se valía de auspiciadores comerciales reales para denunciar de manera original el consumismo inacabable de la sociedad estadounidense.

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de encontrarnos con el director para conversar sobre su nuevo proyecto, Comic- Con Episode IV: A Fan’s Hope, que se estrena hoy en Los Angeles, Seattle y San Francisco, y que se encontrará disponible un día después en los servicios de cable a través de la modalidad de VOD (Video On Demand). En este nuevo documental, el criticismo se deja de lado para ofrecer una perspectiva positiva sobre la celebración masiva que se incluye en el título, a través de una productiva visita a las instalaciones del evento en San Diego y, sobre todo, mediante el estudio detenido de algunos de sus participantes.

Morgan, has sido el protagonista de muchos de tus documentales, pero en éste permaneces siempre detrás de las cámaras. ¿Por qué tomaste esa decisión?
Soy un gran fan del evento que aquí se muestra, pero quería armar esta historia sobre la base de la gente que hace que Comic-Con sea lo que es, es decir, los que trabajan como vendedores, diseñadores de cómics o están realmente metidos en el tema. Si me ponía delante de la cámara, lo único que podría haber logrado es mostrarme como un admirador.

Además, cuando lo haces, es para darle una mirada irónica al asunto, para criticarlo, ¿no?
    La cultura geek y lo que Comic-Con representa ha sido representado tradicionalmente de mala manera. Muchos lo ven como algo de lo que hay que burlarse, diciendo: "Ya sacaron de nuevo a estos tipos del sótano de sus padres". Esta película trata de humanizar a los que van al evento, tomando a los arquetipos y demostrando que cada uno de ellos representa una parte de nosotros, ya sea  en los momentos en los que se enamoran, tratan de sacar un negocio adelante, buscan ser aceptados o intentan iniciar una nueva carrera.

¿Y no te provocó nunca reírte aunque sea un poco de lo que veías, o estabas determinado a que la mirada resultara siempre benévola?
Creo que la película es muy objetiva, porque pinta un retrato honesto y realista de estos individuos. Yo crecí viendo las mismas películas, jugando los mismos video-juegos y leyendo los mismos cómics que ellos, y  creo que, a lo largo de la última década, la idea de que los geeks son unos indeseables ha cambiado por completo. Ahora, es una suerte de placa de honor estar tan apasionado con algo. Creo firmemente que hay algo de geek en todos nosotros.

En el documental, se ve el entusiasmo con el que reciben a las celebridades en los paneles, con el que se visten y se comportan… ¿no se convierte a veces en algo demasiado obsesivo?
Comic-Con tiene algo de cuento de hadas. Puedes tener problemas en casa o en el lugar del país en el que vives, pero una vez que llegas a este espacio, aunque no compartas un interés específico con todos los presentes, serás capaz de encontrar al menos a alguien que ama lo que tú amas, que está emocionado con la misma película, el mismo video-juego o el mismo cómic. El evento permite además un nivel de conexión personal que no se puede encontrar en la Internet, con todas las ventajas que ésta tiene. Hablamos con algunos participantes que habían estado planeando el encuentro a través de Facebook con meses de anticipación, porque Comic-Con sirve para que muchísima gente establezca lazos de todo tipo.

Lo interesante es que todos los sujetos que muestras participando en las competencias de dibujo o de disfraces tienen un nivel muy alto, aunque son novatos; parece ser un fenómeno plenamente estadounidense, al menos en lo que respecta al cuidado técnico que ostentan.
Pero es algo que se está extendiendo a todo el mundo. Halloween no existía en Inglaterra hace unos años, y ahora es una fiesta importante por allá; en Australia, se dan más y más convenciones de este tipo, y ahora hay una en España a la que fuimos invitados, porque la cultura ‘geek’ se está propagando. Me interesa mucho ver el modo en que esto va a crecer; ya sabemos que las películas de este tipo y los cómics de Estados Unidos han llegado a todos lados, pero estoy seguro de que en algún momento nos llegarán también los de allá.

Sigue leyendo la entrevista aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí