La mujer de Hugh Jackman ya no le encuentra atractivo

La mujer de Hugh Jackman ya no le encuentra atractivo

El último estreno cinematográfico del ídolo del cine de acción, 'Prisoners', una sangrienta película en la que el personaje de Hugh Jackman se adentra en una peligrosa búsqueda para rescatar a su hij...

- BANG Showbiz

El último estreno cinematográfico del ídolo del cine de acción, 'Prisoners', una sangrienta película en la que el personaje de Hugh Jackman se adentra en una peligrosa búsqueda para rescatar a su hija secuestrada, podría generar problemas en el idílico matrimonio que el australiano mantiene con la también actriz Deborra-Lee Furness. Como revela el propio intérprete, su esposa se quedó tan traumatizada por la sucesión de escenas sangrientas que protagoniza su famoso marido, que poco después de ver la película no podía mirarle a la cara y, por tanto, le envió a dormir al sofá.

"Cuando vimos la cinta juntos en la tranquilidad de nuestro hogar, no hubo un minuto en el que la pobre Deb pudiera permanecer tranquila. Me agarraba la mano constantemente e incluso me clavaba las uñas de la tensión que estaba viviendo durante el transcurso de toda la película. Acabó aterrorizada y en un estado de gran nerviosismo cuando terminamos de verla, y de repente me apartó de su lado chillando: '¿Con quién me he casado? ¿Quién es este hombre?'. Esa noche no me dejó dormir con ella y me mandó al sofá, me rechazaba por las cosas horribles que me veo obligado a hacer en la cinta", reveló el famoso artista en el programa de la televisión estadounidense 'The Daily Show'.

Aunque ahora le preocupa que Deborra cambie su concepción sobre él y que se haya perdido la magia de su relación, Hugh Jackman admite que la airada reacción de su esposa también le satisface de alguna manera, ya que le demuestra que su angustioso filme ha cumplido con el objetivo que todo el equipo se marcó a la hora de generar emociones en los espectadores.

"Espero volver a conquistarla y a conseguir que me encuentre atractivo, la verdad, pero lo importante en este caso es que la película le provocó un torrente de sentimientos que, en el fondo, es lo que esperábamos de este proyecto. Queremos que el público salga de la sala de cine profundamente conmovido, consternado, o incluso cuestionándose sus propios valores morales. Muchas de las acciones que se ven en la cinta son claramente reprobables, pero la forma en que se presentan te hacen pensar sobre lo que tú harías en una situación similar", reflexionó tras aclarar entre risas que su matrimonio goza de buena salud.