Jennifer Aniston confiesa que fue "incómodo" rodar el striptease de We're the Millers

Jennifer Aniston

Jennifer Aniston

Jennifer Aniston

WARNER BROS. Pictures
Jason Sudeikis cruzó la frontera y llegó a Despierta América con su película We’re the Mil

VIDEO:  Jason Sudeikis cruzó la frontera - Univision

Ver videos
Jennifer Aniston, muy sexy en \'We\'re the Millers\'

VIDEO:  Jennifer Aniston, sexy en 'We're the Millers' - Newline Cinema

Ver videos
\'We\'re the Millers\': Kenny conoce a su hermana

VIDEO:  We're the Millers: Kenny conoce a su hermana - Newline Cinema

Ver videos
\'We\'re the Millers\': David trata de rentar a Rose

VIDEO:  'We're the Millers': David renta a Rose - Newline Cinema

Ver videos

Cuando se trata de hacer el papel de una chica encantadora en una comedia, pocas actrices encajan tan bien como Jennifer Aniston. Pero la popular estrella del cine y la televisión está dando que hablar por una escena en la que no la hubiéramos imaginado en sus años de Friends. En We're the Millers, Aniston interpreta a una stripper y sí, a sus 44 años tiene un número de baile que deja a la audiencia con la boca abierta.

“Rodar la escena fue un poco incómodo al principio”, confesó la actriz. “Había hecho todos los ensayos sola, y de repente está en el set, con tres cámaras, todo el personal… es un poco intimidante al principio”.

Para mantener el buen tipo que luce en el film la actriz aseguró que comía de todo, pero “no carbohidratos”.

“Fue sobre todo un gran trabajo de coreografía con un entrenador fantástico. Y un cámara muy bueno. Pero sí tuve que hacer mucho ejercicio”, comentó Aniston en una rueda de prensa junto a Jason Sudeikis, el resto del elenco de We're the Millers y su director, Rawson Marshall Thurber.

Sudeikis y Aniston ya trabajaron juntos, más recientemente en Horrible Bosses, pero en We're the Millers son la indiscutible pareja protagonista. Aunque Sudeikis es conocido por su facilitar para improvisar, ambos aseguraron que no hubo mucha improvisación durante el rodaje.

“Sí hablamos de algunas partes del guion antes de rodar, pero la mayoría estaba ahí”, comentó Sudeikis.

Una familia poco convencional

En la película Sudeikis interpreta a David, un pequeño vendedor de droga de Denver que se ve obligado a traer de México un enorme cargamento de marihuana. Para no llamar la atención en la frontera crea una familia con la stripper Rose (Aniston); Casey, una adolescente homeless que se escapó de su casa (Emma Roberts); y Kenny, un chico virgen de 18 años (Will Poulter). Al igual que en el film, el grupo fue convirtiéndose en una familia durante el rodaje.

“Fake until you feel it” (“Simúlalo hasta que lo sientas”), ése fue el proceso para Sudeikis. “Al final amas al otro, quieres al otro, odias al otro… como lo que pasa en la película”.

Aniston se mostró de acuerdo: “Creo que realmente nos convertimos en una familia. Pasas tres o cuatro meses de tu vida juntos, todos los días, todo el día… a veces demasiado. Y sólo te tienes uno al otro”.

Durante el delirante viaje de vuelta desde México los Miller pasan por todo tipo de peripecias y experiencias. Entre las escenas más memorables está el momento en que Rose y Casey enseñan a besar a Kenny pasándoselo de boca en boca a modo de entrenamiento. Poulter, actor británico de 20 años que según sus compañeros fue el que más tomas arruinó por no poder aguantarse la risa, habló de cómo fue besar a Jennifer Aniston y Emma Roberts una y otra vez.

“Fue una escena un poco extraña y nos reímos todo el rato”, comentó. “Es la mejor experiencia en la vida de ese joven chico (refiriéndose a su propio personaje)”.

Marshall Thurber, el director, aclaró que en el guion la escena del beso sólo incluía a los falsos hermanos Casey y Kenny, pero que fue la propia Aniston quien sugirió que su personaje de Rose se uniera.

Si Aniston tuvo que ensayar y cuidar la dieta para interpretar a una stripper, la preparación de Sudeikis para su papel fue más sencilla.

“Intento pasar 20 minutos con un drug dealer cada dos meses”, comentó Sudeikis. “A veces cada tres meses. Depende”.

El actor confirmó que desde que nació no tiene sentido del olfato. “Hace más difícil memorizar un texto”, bromeó. “Pero cuando actúo sé poner cara de que algo huele mal o bien”.

We're the Miller se estrena en los cines de Estados Unidos el 7 de agosto.