Publicidad | Vea su anuncio aquí

El Festival Internacional de Cine de Miami, un éxito de público y calidad

Homenaje a Fernando Trueba en el Miami International Film Festival

Homenaje a Fernando Trueba en el Miami International Film Festival.

- Univision.com

Más de 130 títulos


El Festival Internacional de Cine de Miami está cumpliendo 30 años con gran éxito de público y un alto nivel en las películas presentadas. Desde el 1 de marzo y en diferentes salas de la ciudad se está proyectando tal volumen de títulos (117 largometrajes y 12 cortos), que los aficionados al séptimo arte del Sur de la Florida no dan abasto para ver todo lo que les gustaría. Y es que la escasez de cine internacional que reina durante el resto del año debe tener ansiosos a los cinéfilos, ya que en la decena de películas que este crítico ha visto, la sala siempre estaba prácticamente llena.

Organizado por el Miami Dade College, el festival ha presentado 10 largometrajes y tres cortometrajes de estreno mundial, 11 estrenos en Norteamérica y 16 películas que se pudieron ver en Estados Unidos por primera vez.

Además, el MIFF (por sus siglas en inglés) homenajeó el viernes en el Gusman Center del downtown al director español Fernando Trueba con su “Career Achievement Tribute”. Trueba, que presentó esa misma noche su película "El artista y la modelo", hizo un alegato al mundo del arte.

“El arte y la vida no existen por separado. La vida sin el arte no es posible”, aseguró el ganador de un Óscar por “Belle Epoque”, que habló de su relación con su gran referente, Billy Wilder, y del guionista español Rafael Azcona.

“Rafael Azcona fue un genio modesto. Si ha habido algún genio en el cine español, ése ha sido Azcona. Sólo comparable a Billy Wilder”, comentó Trueba.

Precisamente sobre arte versa su película presentada en el festival, "El artista y la modelo", un drama en blanco y negro que se desarrolla en la Francia ocupada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, donde la resistencia se mezcla con los exiliados de España durante la Guerra Civil. En ese ambiente extremo un anciano escultor –el actor francés Jean Rochefort- trata de recuperar gracias a su nueva joven musa “la idea” que le lleve a realizar su última gran obra de arte. Destaca también la presencia de Claudia Cardinale en el film.

Entre los otros largometrajes estrenados en Estados Unidos durante el MIFF se encuentra también la argentina “Días de pesca”, del siempre interesante Carlos Sorín. En un retrato intimista que recuerda a sus “Historias mínimas”, Sorín nos lleva a la Patagonia con sólo dos actores profesionales; el resto del elenco son los habitantes locales, cada uno haciendo el mismo papel que en la vida real, lo que proporciona al film un refrescante tono, combinado con una cuidada fotografía.

“El cine es lo que pasa en la mente del espectador cuando ve la película”, aseguró Sorín después de la proyección. “Por eso hay momentos de pausa en la película, para que el espectador reflexione”.

Otro de los estrenos en Norteamérica ha sido “Una pistola en cada mano”, del español Cesc Gay, que presenta en tono de comedia una sucesión de situaciones en las que se retratan las debilidades, miserias y dudas de los hombres de hoy. Divertida e irónica, destaca el coral elenco: Luis Tosar, Ricardo Darín, Javier Cámara, Jordi Mollá, Eduardo Noriega –que presentó personalmente la proyección-, Eduard Fernández, Candela Peña –que ganó el Goya por esta actuación-, Leonardo Sbaraglia, Alberto San Juan, Cayetana Guillén Cuervo, Leonor Watling y Clara Segura.

Desde Australia llegó al festival “Mental”, una hilarante comedia sobre una familia disfuncional en la que los que están cuerdos creen estar locos… y los que están realmente locos se niegan a reconocerlo. Los actores Toni Collette, Rebecca Gibney, Anthony LaPaglia y Liev Schreiber son dirigidos por PJ Hogan, creador de La boda de Muriel, que basó el guion en una experiencia personal cuando tenía 12 años, su madre tuvo una crisis nerviosa y su padre, un político, recogió a una autoestopista para que hiciera de niñera, tal cual se reproduce en la película.

Elefante Blanco” cuenta la historia de unos “curas villeros” (Ricardo Darín y Jérémie Renier) en Buenos Aires que trabajan junto a una trabajadora Social (Martina Gusman) en uno de los barrios más deprimidos y peligrosos de la ciudad para tratar de sacar adelante un proyecto de viviendas mientras intentan, con poco éxito, reducir la violencia entre bandas rivales. Rodada en una de las “villas” con los habitantes de la zona como extras, Pablo Trapero (director de “Carancho”) vuelve a componer un relato realista de denuncia, casi documental.

La muestra de cine fue argentino fue amplia en este festival. También se proyectó “Todos tenemos un plan”, protagonizada por Viggo Mortensen y con la participación de Soledad Villamil. Es la primera película de Ana Piterbarg, un thriller en el delta del Tigre en el que un hombre hastiado de su vida acomodada y vulgar se hace pasar por su hermano gemelo recién fallecido e involucrado en los más turbios asuntos. La película fue tan decepcionante como prometedora suena su sinopsis.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí