Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cine francés perdió 15 millones de espectadores en 2012

Astérix et Obélix au service de sa Majesté

Astérix et Obélix au service de sa Majesté

- Square Enix

El cine francés perdió cerca de 15 millones de espectadores en 2012 con respecto al ejercicio anterior, según los datos provisionales del Centro Nacional de la Cinematografía (CNC) adelantados hoy por el diario 'Le Parisien'.

El 2012 se cerrará con entre 200 y 205 millones de entradas vendidas para ver películas francesas, señala el rotativo.

Los datos comparativos con 2011 sufren del efecto que el año anterior provocó el film 'The Intouchables', el más visto de la historia del país con 19 millones de espectadores y que no ha sido sustituido por ningún otro éxito de taquilla.

Pero varios expertos citados por 'Le Parisien' apuntan también al hecho de que las grandes producciones francesas del año no han tenido el éxito esperado en las salas.

El caso más claro es el de 'Astérix et Obélix au service de sa Majesté', la última entrega de la saga basada en el cómic de Goscinny y Uderzo, que fue la película más cara del año, con 51 millones de euros y atrajo a 3,7 millones de espectadores, muchos menos que sus predecesoras en el cine.

Con ese resultado, la película protagonizada por Edouard Baer y Gérard Depardieu se situó en el octavo puesto de las películas más taquilleras del año, una lista liderada por la última entrega de James Bond 'Skyfall', con 6,68 millones de espectadores.

Otra producción estadounidense, la película de dibujos animados 'L'Age de glace 4' pisó los talones a Bond, mientras que en tercer lugar llegó la primera producción francesa, 'Sur la piste du Marsupilami'.

La comedia protagonizada por los humoristas Jamel Debbouze y Alain Chabat recaudó 5,3 millones de espectadores, 700.000 más que 'La verité si je mens 3', otra superproducción que estuvo muy por debajo de las espectativas.

El cine francés conservó entorno al 40 % del mercado nacional, según el presidente de la productora Pathé, Jèrôme Seydoux, que consideró que es una tasa que no se repite en ningún otro país europeo.

Y atribuyó la caída del número de espectadores al "efecto 'Intocables'", que elevó el año pasado mucho el listón.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí