Publicidad | Vea su anuncio aquí

Guadalupe a la conquista

Alfombra roja de Guadalupe en México

México fue testigo de una emotiva alfombra roja de la cinta Guadalupe. - Univision.com

Una historia de esperanza

Como dice la canción popular: "Desde el cielo una hermosa mañana, la Guadalupana bajó", pero no al Tepeyac, sino al cine como toda una grande de Hollywood, gracias a una cinta en la que se combinan la historia, el mito y la esperanza de los millones de fervientes devotos que, alrededor del mundo, quedarán asombrados -especialmente si son extranjeros- con el relato que narra está producción, que no pudo escoger mejor momento para su estreno que la víspera del 475 Aniversario de las apariciones de la famosísima Virgen de Guadalupe.

Consigue tu Virgen de Guadalupe aquí

Narrada en español y náhuatl, la cinta Guadalupe, se vale de tres historias para contar una vez más y de forma más contemporánea, la verdad de uno de los misterios religiosos más asombrosos de todos los tiempos, las apariciones de la Virgen de Guadalupe.

Centrada principalmente en la historia de dos disfuncionales hermanos antropólogos de origen español (interpretados por Ivana Miño y Aleix Albareda) con un pasado solitario y doloroso, que escépticos emprenden un viaje de autoexploración a la Ciudad de México para estudiar los misterios guadalupanos, sin saber que encontrarán algo más que fe, esperanza y el amor.

Dirigida por el debutante ecuatoriano Santiago Parra, la narrativa de la cinta va intercalando de forma un tanto abrupta para quienes no están familiarizados con las historia de la Guadalupana, breves escenas que recrean con excelente calidad de producción y fotografía, los acontecimientos vividos por San Jan Diego, cuando en 1531 se le apareció la Virgen en el ahora famoso cerro del Tepeyac.

Cuenta la historia que Juan Diego -interpretado por José Carlos Ruíz (Mariana de la Noche)-, un indio devoto que tras la conquista cambió sus creencias politeístas por el monoteísmo instituido por los españoles, fue testigo de la aparición de una Virgen con características física que nada tenían que ver con las imágenes que hasta ese entonces se conocían de ella, pues su piel era morena como la de los indígenas.

Se dice la aparición le solicitó al indio ir con los representantes de la iglesia católica española para pedirles construyeran un templo en la cumbre del cerro del Tepeyac. Como no le creían a Juan Diego, declarado único santo indígena, proclamado así por el fallecido Papa Juan Pablo II; llevó una prueba la cual ahora pende del templo Mariano más importante del mundo, conocido como el ayate de la Virgen.

Las pruebas científicas, los cientos de estudios, libros, experimentos, radiografías y las docenas de misterios que rodean esta imagen sirven como prólogo para está cinta la cual, más que profundizar en el drama de los personajes, los utiliza como hilo conductor para instruir al espectador en los acontecimientos históricos y tradiciones típicas que rodean las festividades guadalupanas en México, que tanta fascinación causan en el extranjero.

Con un bello mensaje de esperanza, amor, hermandad y unidad, la cinta logra sin pretensiones conmover al público al tiempo que revive una de las leyendas de mayor importancia en toda América Latina, resultando del viaje de los dos protagonista, en una travesía para la audiencia a través de los simbolismos y la riqueza de una de las culturas más antiguas del mundo.

El resto del elenco está integrado por caras familiares y recurrentes en la cinematografía mexicana, como lo son Angélica Aragón, Erick del Castillo, Pedro Armendáriz y Fabián Robles. La cinta tiene previsto su estreno en México el próximo 30 de noviembre, mientras que llegará a las salas de cine de EU para el día 8 de diciembre.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí