Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Acosadores stage
  • Alec Baldwin
  • Halle Berry
  • Halle Berry
  • Gaby Spanic llora clamando justícia
  • Celeste Fernández Babio Gaby Spanic
  • Miley Cyrus y su polémico nuevo 'look'
  • Miley Cyrus
  • Mark McLeod, Mily Cyrus
  • Acosadores
  • Acosadores
  • 10 divorcios más caros de las celebridades
  • Pechugas
  • Invitados 30 grandes TVyNovelas
  • Acosadores
  • Jodie Foster
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Pamela Anderson
  • Madonna brilló en su nuevo gym mexicano
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Catherine Zeta-Jones
  • Acosadores
  • Mel Gibson
  • Acosadores
  • Shawn Johnson
  • Paula Abdul
  • Paula Abdul
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Bjork
  • Acosadores
  • Richard Gere
  • Acosadores
  • Anna Kournikova
  • Acosadores
  • Acosadores
  • Próximo álbum

Obsesión fatal: las estrellas y sus acosadores

¿Es posible que alguien admire a una estrella tanto que pierda la razón por eso? Por los casos que presentamos en este reportaje, parecería que sí.
Lo cierto es que, por lo general, estos fans desbordados estaban mal de la cabeza mucho antes de conocer al objeto de sus obsesiones.
Estas son sus historias de horror, devoción y, aunque en pocos casos, también de muerte.
La última víctima de este amor desmedido es Alec Baldwin. Lo curioso de este caso es que el actor sí admite haber tenido una relación con su acosadora, Genevieve Sabourin, aunque "estrictamente laboral". Para ella, en cambio, hubo entre ambos una relación sentimental que ella se resistía a romper...
Otra víctima fue Halle Berry. Su "sombra" fue un sujeto llamado Richard Franco, que no solo la siguió hasta aterrorizarla sino que también entró a robar en la casa de la actriz en Hollywood.
Durante el juicio por la demanda interpuesta por Berry, Franco se declaró inocente de los cargos. De ser hallado culpable podría enfrentar hasta tres años de prisión.
Normalmente los acosadores no son bienvenidos en la casa de sus acosados. Pero el caso de Gabriela Spanic y Marcia Fernández es de los pocos en que la acosadora vivía y trabajaba en casa de su ídolo... Fernández, ahora en la cárcel, controlaba cada movimiento de la actriz, hasta que Gaby comenzó a sospechar que algo andaba mal con su empleada...
Presuntamente, Marcia Celeste Fernández Babio estaba envenenando lentamente a la actriz y a su familia con amonio. Las pruebas (cartas, llamadas telefónicas y, claro, amonio) halladas entre sus pertenencias la incriminan hasta las orejas.
Miley Cyrus no sólo cautivó a millones de fans adolescentes sino también, peligrosamente, a un cincuentón que se obsesionó con la estrella de Hannah Montana.
Mark McLeod, de 52 años de edad, fue arrestado en julio del 2010 en Georgia, mientras merodeaba el set de grabación de la última película de Cyrus, "The Last Song". McLeod asegura que Miley le enviaba mensajes secretos en fotos y en los episodios de Hannah Montana...
Lo malo es que la policía soltó a Mark McLeod al día siguiente del arresto, pese a que había violado una orden de restricción previa. Entre sus pertenencias, la policía encontró miles de fotos de Miley Cyrus. De terror...
Dulce María también fue víctima de un fan de identidad no revelada. La seguía a los shows de RBD, decía amarla, la llamaba a toda hora y la vigilaba, hasta que Dulce lo denunció por acoso. Ahora no puede acercarse a ella ni a ningún ex RBD.
Steven Spielberg tiene millones de fans, pero sólo uno quiso acabar con su vida. Jonathan Norman, de 31 años, se obsesionó a tal extremo con el director de E.T. que, ante la precavida indiferencia de Spielberg, decidió matarlo...
Su intención era meterse en la casa del cineasta para, primero, abusar sexualmente de él frente a su esposa e hijos. Felizmente, Norman fue detenido el mismo día en que intentaba llevar a cabo su plan. En su auto encontraron esposas, cinta aislante, cloroformo, tenazas y navajas, además de mapas de la mansión de Spielberg y una lista de sus familiares. Tras confesar sus intenciones ante un juez, Norman fue condenado a 25 años de prisión.
En el 2007, Eduardo García Pérez fue a ver a diario una obra teatral en la que actuaba Paty Navidad. Al parecer, de tanto verla se convenció de que la actriz era su mujer, a quien demandó por "abandono de hogar y ser mala madre"...
Según le dijo García Pérez al juez, Paty era su esposa y la hija de ambos era nada menos que Eíza González, la protagonista de Lola, Erase una Vez. Paty demandó a García y demostró que la historia era un disparate. "Vas a ver, me las vas a pagar", amenazó el acosador, quien definitivamente estaba mal de la cabeza.
"Taxi Driver" es la historia de un pobre loco solitario que decide asesinar a una banda de proxenetas. Su plan era rescatar de la miseria de ese mundo a una joven prostituta, a la que Jodie Foster dio vida magistralmente.
"Taxi Driver", sin duda, contaba una buena historia, que John Warnock Hinckley, Jr. se tomó demasiado en serio. Tras ver la película una veintena de veces, a comienzos de los ochenta ingresó a la Universidad de Yale, donde estudiaba Foster, y empezó a acosarla con cartas y llamadas telefónicas...
Cuando el rechazo de Jodie Foster se le hizo insoportable, John Warnock Hinckley, Jr. decidió hacer algo para llamar definitivamente su atención: en 1981 intentó asesinar al entonces presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan. Se salvó de la cárcel por incapacidad mental.
Pocos acosadores se reconocen como tales. Se confiesan fanáticos, admiradores o víctimas de las circunstancias, pero pocas veces "acosadores". Según William Stansfield, de 31 años, él no estaba obsesionado con Pamela Anderson sino que simplemente quería codearse con ella para impulsar así su incipiente carrera como actor.
En una oportunidad, para llamar su atención, agredió a la madre y los hijos de la actriz, que por fortuna salieron ilesos del incidente. Anderson interpuso una orden de alejamiento y el juez le exigió a Stansfield que no se acercara a ella durante tres años.
"Aquellos que lleven ropa inadecuada deben ser castigados y los que forniquen fuera del matrimonio, ejecutados", fue el mensaje que Robert Dewey Hoskins, hoy de 59 años, dejó escrito en casa de Madonna en 1995. El acosador le había pedido insistentemente que se casara con él. Madonna, por supuesto, no le hizo caso...
En una nueva entrada a casa de la cantante, Hoskins se encontró a su manager, Caresse Henry, quien tras ser amenazada de muerte pidió ayuda. En cuanto el guardaespaldas llegó, Hoskins juró que "rebanaría la garganta de Madonna de oreja a oreja" si no se casaba con él esa misma tarde...
El guaredaespaldas le disparó a Robert Hoskins en el abdomen, cuando intentaba introducirse de nuevo en la mansión de la "chica material". El acosador recibió 10 años de prisión.
Dawnette Knight conoció a Catherine Zeta-Jones en una fiesta en el 2002, y comenzó entonces otra historia de acoso. Knight empezó a llamarla por teléfono amenazándola de muerte, y a enviarle decenas de cartas. En una de ellas escribió que cortaría a Zeta-Jones "en finas tajadas y se las daré de comer a los perros"...
Zeta-Jones y su esposo, Michael Douglas, levantaron una demanda y en el 2004, tras un sonado juicio, Dawnette Knight recibió una pena de tres años de cárcel. La acosadora pidió perdón por las amenazas, pero durante el juicio Zeta-Jones le dijo: "Eres malvada, tus acciones estarán conmigo el resto de mi vida. Jamás serás querida ni odiada, solo eres una criminal".
"The Passion of the Christ", la película dirigida por Mel Gibson, fue un verdadero banquete para los fanáticos religiosos a favor y en contra de la cinta. Para Zack Sinclair, de 39 años, Gibson se convirtió en su ídolo absoluto, en su "enviado de Dios", como le dijo en una de las 12 cartas que le envió...
Zack Sinclair lo seguía a todos lados y se colaba en eventos privados a los que asistía Gibson, hasta que un día lo abordó en una iglesia para rezar con él. El actor interpuso una orden de restricción, pero Sinclair no hizo caso e intentó meterse en su casa. Tras ser detenido en el 2005 fue condenado a tres años de prisión.
La fama tiene sus bemoles. Y esto lo sabe bien la joven gimnasta Shawn Johnson, una de las grandes triunfadoras de las Olimpiadas de Beijing, que tuvo que pedir una orden de restricción contra Robert Michael O'Ryan. O'Ryan vive obsesionado con la también ex participante del popular programa de TV "Dancing with the stars".
O'Ryan fue detenido por la policía justo cuando intentaba saltar la valla de la cadena ABC, donde se graba el show. En su auto se encontraron dos armas de fuego, cinta adhesiva y otros artículos que sugieren que Shawn se salvó de algo terrible... por ahora. O'Ryan sigue suelto y convencido de que Johnson y él son el uno para el otro.
Paula Goodspeed era una fanática enloquecida de Paula Abdul. Inspirada por su música, se presentó al casting de "American Idol" y el jurado, incluida Abdul, la descalificó de un modo sutilmente humillante. Pese a ello, Goodspeed mantuvo contacto con Abdul: le enviaba cartas, la llamaba, escribía sobre ella en un blog...
Un día, Paula Goodspeed (en la foto) amaneció muerta en su auto, a un paso de la casa de Paula Abdul. El suicidio fue producido por una sobredosis de medicinas. Al parecer, Goodspeed no pudo soportar el desprecio de los jueces de "American Idol", en especial el de Abdul. Tanto la artista como la familia de la víctima quedaron horrorizadas con su muerte.
Aparentemente, Dessarae Bradford se inventó en el 2006 la historia de que Colin Farrell la había llamado varias veces por teléfono con mensajes "inapropiados". Esa era la presunta razón de su obsesión con él. Lo llamaba, lo seguía adonde fuera y lo amenazaba constantemente. Luego grabó una canción titulada "Colin Farrell is My Bitch" y autofinanció la publicación de su libro "Colin Farrell: A Dark Twisted Puppy"...
La gota que derramó el vaso cayó durante una entrevista de Colin Farrell en el programa de Jay Leno. Dessarae Bradford burló la seguridad y en plena entrevista se acercó a Farrell, le arrojó el libro y le gritó: "¡Te veré en la corte!". Al día siguiente, el actor consiguió una orden de restricción contra su acosadora.
Es cierto que la belleza de Uma Thurman puede ser cautivante. Pero para Jack Jordan, de 37 años, la estrella de "Kill Bill" se convirtió en su razón de vivir. Decía estar enamorado perdidamente de ella, le enviaba mensajes aterradores (como la foto de un hombre en una tumba, o la de una novia decapitada) y amenazó de muerte a ella y a sus hijos...
Jack Jordan solía dormir en su auto a metros de la casa de Thurman y en uno de sus últimos mensajes, la amenazaba con suicidarse si la veía con otro hombre. Uma Thurman enjuició a Jack Jordan. En el 2008 un juez lo declaró culpable y lo condenó a un año en prisión.
El caso de la obsesión de Ricardo López por su ídolo, la cantante islandesa Björk, es uno de los más siniestros y gráficos del mundo del entretenimiento. La artista nunca hizo caso a sus intentos de acercarse a ella, de modo que López ideó un plan para acabar con Björk y luego suicidarse...
López grabó una serie de macabros videos donde registraba sus últimos días, durante los cuales preparó un paquete que envió por correo a casa de la artista. La caja contenía un gas letal. Convencido de que Björk moriría al recibirlo, López se suicidó de un disparo en la cabeza en 1996. Felizmente, el envío fue interceptado por la policía antes de llegar a su destino.
Ursula Reichert-Habbishaw, de 51 años, es una alemana a quien, luego de ver todas las películas de su actor favorito, Richard Gere, se le metió en la cabeza viajar a Estados Unidos para conquistarlo. La mujer consiguió el número telefónico de Gere, y lo llamó cientos de veces...
Al ver que no podía hablar con su amor platónico, Reichert-Habbishaw comenzó a dejar mensajes como: "Me quedaré contigo eternamente" y "Agarraré una pistola para matarme". Pero su obsesión creció más y prefirió ir varias veces a la oficina del actor en Nueva York, donde fue detenida por la policía, que la regresó a Alemania y la vetó de por vida para entrar a Estados Unidos.
William Lepeska le envió cientos de cartas con contenido sexual y declaraciones de amor a Anna Kournikova. Pero al ver que la tenista rusa no le hacía caso decidió visitarla en su casa, una mansión en una isla de Miami...
Lepeska nadó hasta allí desde la otra orilla y en cuanto llegó se quitó la ropa, se arrojó a la piscina y comenzó a gritar: "¡Anna, sálvame!". Lo malo para el acosador es que se equivocó de casa y los vecinos llamaron a la policía, que de inmediato lo arrestó. Lepeska se encuentra actualmente en un hospital psiquiátrico y permanecerá en ese lugar por lo menos 30 años más.
Uno de los casos de acoso más tristes es, sin duda, el del genio de la música John Lennon. Como en escasas ocasiones, esta vez el acosado no tuvo nunca un contacto real con su acosador, hasta el día en que Chapman encontró al Beatle en la entrada del edificio donde vivía en Nueva York. Era el 8 de diciembre de 1980 cuando Chapman asesinó al músico de cuatro disparos en la espalda...
Chapman sufría de ezquizofrenia y perdió el control tras leer la novela "El guardián en el centeno", de J.D. Salinger. Decía escuchar voces en su cabeza que le ordenaban matar a Lennon. Chapman sigue en la cárcel, pese a varios intentos de alcanzar un indulto.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

The Lucky One

Curiosidades de 'Big Hero 6'

Las mejores carreras de Paul Walker en 'Ràpido y Furioso'

El legado fílmico de Brittany Murphy

Disfruta más imágenes
a tu izquierda