• The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • The Conjuring: la familia Warren
  • Próximo álbum

Los cazaespíritus de The Conjuring aún siguen trabajando

La "demonióloga" Lorraine Warren sobrevivió a su esposo y a sus 86 años sigue viviendo en la casa donde guardan los objetos malignos de sus trabajos cazando espíritus.
Su esposo, Ed Warren, yace en este cementerio de Nueva Inglaterra desde que falleció en el 2006.
El matrimonio Warren estudió desde finales de los años 40 miles de casos de casas encantadas, espíritus, personas poseídas por el demonio, etc.
Uno de esos casos, el de la familia Perron, es el que se relata en la película The Conjuring, dirigida por James Wan (director de Saw) y protagonizada por Vera Farmiga, Patrick Wilson y Lili Taylor.
En la película tiene un papel fundamental una muñeca que los Warren guardan en su "museo de lo oculto". La muñeca del film tiene un aspecto más terrorífico, pero ésta es la de verdad. Todos los que la han tocado desde hace años han sufrido accidentes o tragedias.
Éste es el exterior de la casa de Lorraine Warren en Connecticut. Por un pasadizo se pasa a un pequeño edifico anexo en donde se encuentra el museo de lo oculto.
Los Warren fundaron en 1952 la New England Society for Psychic Researc, una organización dedicada a estudiar fenómenos paranormales.
La organización aún hoy realiza investigaciones lideradas por Tony Spera, el yerno de Lorraine Warren.
En ocasiones Lorraine abre su casa a invitados interesados en los fenómenos paranormales.
El video que se está proyectando en esta imagen corresponde a un exorcismo real de los años 80, asegura Lorraine Warren. Los creadores de The Conjuring se basaron en videos como éste para reproducir el exorcismo que aparece en la película.
Además de cazar espíritus y ser el único laico autorizado por la Iglesia para realizar exorcismo en aquellos años, Ed Warren pintaba pequeños cuadros que hoy adornan la casa.
El "museo de lo oculto" es una habitación de poco más de 500 pies cuadrados que guarda decenas de objetos recopilados durante décadas en los lugares donde se producían los fenómenos extraños.
Según los Warren, es el lugar con mayor concentración de presencia demoníaca del mundo y nunca se debe entrar a él después de la caída del sol.
A los visitantes se les pide que no toquen ningún objeto, pues muchos están relacionados con asesinatos, posesiones y más.
Figuras humanas, animales, máscaras, muñecos... hay de todo en el museo de lo oculto.
Para los Warren ir a casas encantadas era como ir a la oficina. Especialmente para Ed, que tenía una forma muy mecánica y científica de afrontar los casos.
Lorraine Warren, en cambio, tiene capacidades de medium, es capaz de presentir tragedias y siente la presencia de espíritus malignos.
Como se cuenta en The Conjuring, Lorraine era la parte del equipo que más sufría cuando abordaban un caso complicado.
En la mayoría de los casos para los que eran requeridos no había nada paranormal, reconoce Lorraine. Los ruidos podían venir de una tubería vieja o una madera que crujía con el viento...
... pero en algunos casos la presencia de un espíritu demoníaco era indudable, asegura.
Lorraine Warren muestra una foto del matrimonio Warren recién casados.
Lorraine asegura que se veían capaces de afrontar los casos gracias a su profunda fe católica. Siempre estuvieron cerca de sacerdotes con los que colaboraban.
Su relación con la Iglesia era tan estrecha que Ed Warren fue autorizado para realizar exorcismos, una práctica reservada a sacerdotes especializados.
The Conjuring cuenta el caso más difícil con el que se enfrentaron los Warren. La casa en la que vivía la familia Perron había sido testigo de varios asesinatos de niños en siglos anteriores, según pudieron investigar.
La película es tan escalofriante como la mítica El Exorcista.
Ésta es la tumba en la que descansa Ed Warren. El nombre de su esposa Lorraine ya está inscrito en la lápida.
Próximos álbumes

La última aparición pública de Cory Monteith fue con Lea Michele

Arnold Schwarzenegger ya filma la nueva "Terminator"

Penélope Cruz sin maquillaje

Jon Hamm recibe su estatua de cera. ¡Están igualitos!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda