"The Little Mermaid: Ariel's Beginning"

En esta ocasión Ariel no se enamora, pero sí se encarga de meter en

problemas a medio océano con su afán de restablecer la música en el

reino, que su padre prohibió. En The Little Mermaid: Ariel's Beginning

hay que conceder que los productores cuidaron de mantener el elenco

original de actores que estuvieron en la cinta original, aunque el tema

bien pudo haber entrado en cualquier capítulo de la serie que pasa

todos los días por Toon Disney.Antes de que la cosquilla del amor moviera la aleta de contenta a la pequeña Ariel, la pelirroja sirenita se las arreglaba para meterse en problemas. En The Little Mermaid: Ariel's Beginning, ella se encarga de contradecir las órdenes de su padre el rey Tritón. La aventura comienza cuando ella conoce a Flounder, un pecesito travieso y que gusta de nadar a toda velocidad en el reino. Casi por casualidad, Ariel lo sigue a un sitio escondido, un club underground y ahí se encuentra con que Sebastián el cangrejito estricto y mano derecha de Tritón, es el cantante principal del club.El secreto que Ariel jura guardar con su vida no tarda en contárselo a sus seis hermanas y en menos de un abrir y cerrar de ojos, todas las sirenas de palacio se encuentran bailoteando en el club prohibido. Por supuesto que el rey Tritón llega para aguar el numerito y en el transcurso, Ariel se dará a la tarea de enseñar a sus hermanas y a su propio padre la unión familiar, la amistad y la alegría de la música como motor en el reino submarino.En The Little Mermaid: Ariel's Beginning regresan Jodi Benson, haciendo la voz de la sirenita y Samuel E. Wright como Sebastián, además de Sally Field, quien prestó su voz a la malévola Marina del Rey.Entretenida sí, pero jamás igualará a la original Sirenita. Solo esperemos que a Disney no se le ocurra hacer la versión de cuando Ariel era un renacuajo.