Hijo de Cantinflas triunfa en la Corte

Mario Moreno Cantinflas no habría disfrutado de la vida en estos últimos doce años. El legendario actor mexicano, que ya tendría 94 años si estuviera vivo, dejó una verdadera papa caliente de herencia a su familia: 34 películas cuya propiedad ha sido disputada amargamente entre dos de sus descendientes.

Todo este tiempo, el hijo adoptivo de Cantinflas, Mario Arturo Moreno Ivanova, se enfrentó con el sobrino carnal del comediante, Eduardo Moreno Laparade. Moreno Ivanova se acaba de declarar ganador del proceso judicial civil por los derechos de las 34 inolvidables cintas, según informa el diario mexicano Reforma en su edición de hoy.

Películas como El Bolero de Raquel, El Padrecito, El Analfabeto y Su Excelencia recién estuvieron disponibles en DVD hace muy pocos años, debido al limbo legal que rodeaba a los filmes. Un limbo que involucraba, por cierto, a la empresa Columbia Pictures, tercera en la disputa como dueña de los derechos de distribución.

Moreno Ivanova era el heredero universal legítimo de Cantinflas, mientras que Moreno Laparade supuestamente poseía un documento firmado por el actor en su lecho de muerte ante un notario, en el que le daba los derechos a sus creaciones. Dos situaciones contradictorias que originaron un proceso de doce años.

"Lo más importante es que yo nunca perdí los derechos", comentó Moreno Ivanova. "A mí nunca me quitaron la titularidad de ellos, yo siempre fui el dueño de las películas y ahorita este veredicto reafirma o aclara más que siempre, que he tenido la titularidad de las 34 cintas".

Lo curioso de esto es que la victoria de Moreno Ivanova no era predecible: tanto la primera como la segunda instancia del juicio las ganó Moreno Laparade. Fue por eso que el hijo de Cantinflas interpuso en julio pasado el recurso de amparo, que finalmente le fue concedido por el Séptimo Tribunal Colegiado.

Mario Moreno Ivanova anunció sus planes: "Seguiré con los contratos con distintos canales tanto en México como en el extranjero y pienso hacer un festival (en el Auditorio Nacional) para conmemorar esta gran resolución de los jueces. Y a todo lo que ganemos le daremos un curso altruista. No el cien por ciento, porque si no ¿de qué vivo?, pero una gran parte sí será destinada a diversas fundaciones".

Cantinflas era también conocido por su filantropía y su hijo piensa continuar el apoyo a organizaciones como APAC (para los niños con parálisis cerebral), la Cruz Roja y los niños con Cáncer. Moreno Ivanova es presidente del Patronato Mario Moreno Cantinflas, que recibirá un porcentaje de las ventas de las películas de su papá, en DVD y VHS.

Entretanto, ni Eduardo Moreno Laparade ni su abogado respondieron las llamadas de los medios. El hijo adoptivo de Cantinflas se refirió a él de esta manera: "No le queda más que tragarse sus lágrimas amargas de la derrota", concluye el informe de Reforma.